La fascitis plantar es una de las lesiones más comunes en deportistas, más concretamente en corredores; de hecho  es tan común que es apodada “El talón del corredor”.

Esta lesión se define como un dolor agudo en el talón y en el arco de su pie. Se origina debido movimiento repetitivo en esa zona, independientemente del tipo de atleta que sea. Puede ser un corredor consistente y constante, ser un principiante o una persona con sobrepeso: la fascitis plantar no discrimina.

¿Qué es la fascitis plantar y por qué es común en deportistas ?

La fascitis plantar es una lesión que afecta a la fascia o aponeurosis plantar, que es una banda gruesa de tejido conectivo que se encuentra en la planta del pie, y va desde la parte anterior del calcáneo (el hueso del talón) hasta la parte anterior de los dedos.

Si sientes dolor en la parte inferior del interior del talón y te causa sensibilidad al  correr o simplemente al caminar es probable que pueda descartar otras lesiones y centrarte en que tienes una fascitis plantar.

Este tipo de dolor a menudo se siente más por las mañana después de levantarnos, especialmente porque, durante la noche, la fascia se habrá endurecido y acortado. La fascia es como una bobina que necesita ser trabajada para volverla flexible. Si se para demasiado tiempo, se oxidará. Por lo tanto, cuanto más trabajes la fascitis plantar, el dolor tenderá a disminuir.

Los corredores sienten más el dolor  en el punto de inserción del talón, donde la fascia plantar es más gruesa, lo que también hace que las fibras de colágeno se degeneren o debiliten. Cuidado porque también puede provocar desgarros en los tejidos blandos, lo que puede hacer que el deportista tenga que hacer reposo una temporada.

A menudo se encuentran las formas más efectivas y rápidas de tratarlas para que puedan volver a jugar o competir. Aunque es probable que sientas que se curan tan rápido, o al menos mucho más rápido que otras personas, generalmente es porque su cuerpo está en mejor forma y, por lo tanto, puede recuperarse mucho más rápido.

¿Cómo puedes tratar la fascitis plantar?

Algunas formas de tratar la fascitis plantar son las siguientes:

  • El uso de plantillas  puede ayudar. Su función será la de amortiguar el impacto y reducir la presión sobre la zona afectada. Se deben utilizar de forma conjunta al resto de técnicas de tratamiento.
  • Cambia tu calzado si , especialmente,  si se ha quedado desgastado o no están diseñados específicamente para correr.
  • Utiliza técnicas para aliviar el dolor (movilizaciones, estiramientos, masaje, aplicación de técnicas de electroterapia,…). Todo ello encaminado a reducir el dolor y permitir la movilidad.
  • Puedes extender el pie con una pelota de tenis o un rodillo de espuma y estirar el pie, especialmente la fascia.
  • Ejercita esa zona con ejercicios de fortalecimiento y estiramientos. Te ayudarán a paliar el dolor y recuperar antes.
  • Durante la noche que es cuando se acorta la fascia, puedes usar una férula para que el pie se mantenga en una posición semi estirada.
    Está claro, que si todo lo demás falla, tendrás que hablar con tu médico acerca de las inyecciones de cortisona o la electroestimulación. También puedes consultarnos a nosotros y te diremos la mejor forma de proceder.
Fascitis plantar, una lesión común en deportistas
5 (100%) 3 voto[s]
Share This