Algo que tiene en común todos los principios de año es que el día 1 de Enero nos levantamos fijándonos nuevos objetivos a cumplir. El más deseado por todos es perder esos kilos de más y recuperar la forma física que teníamos hace años. Un mes después, la mitad de esos objetivos se han desvanecido, dejándonos un mal sabor de boca al sentirnos incapaces de conseguirlo y de alguna manera fracasados. Para evitar que año tras año nos siga ocurriendo lo mismo, tenemos que respondernos la siguiente pregunta:

¿Cómo podemos lograr los objetivos que nos proponemos?

Cuando nos fijamos un nuevo objetivo, estamos emprendiendo un nuevo proyecto. Por este motivo es necesario seguir una serie de pasos consecutivos que nos ayudaran a alcanzar la meta propuesta. Por ejemplo, mejorar nuestra forma física, alcanzar un mejor tiempo, aumentar nuestra resistencia…etc.
Nuestro primer paso tiene que ser establecer esa meta, pero no podemos hacerlo a la ligera, sino que tenemos que tener en cuenta que esa META tiene que ser Medible, Evaluable, que especifique el Tiempo en que queremos conseguirla y que este Ajustada a nuestras capacidades.

1

De esta manera, si sólo nos planteamos “Mejorar mi marca personal”, comenzaremos a realizar una serie de comportamientos que nos lleven a conseguirla, pero con el paso del tiempo terminaremos olvidándonos de que existía una meta que lograr.

Necesitamos que día tras días exista un feedback que nos recuerde que vamos por el buen camino. Por eso, es imprescindible que el resultado de nuestras acciones se pueda medir y lo podamos evaluar. Por ejemplo, que pueda cronometrar el tiempo, que sepa decir si el tiempo que he conseguido hoy se acerca o no a mi objetivo, si estoy en los plazos que me he propuesto y si soy capaz de conseguirlo por mis características personales.

De esta manera, la meta propuesta debería ser “Mejorar mi marca actual de 45 minutos a 30 minutos en un plazo de 3 meses reduciendo cada semana 2 minutos”.
Esta meta se puede medir diariamente, se puede evaluar semanalmente y determinar si la hemos cumplido.

El feedback que recibimos hace que mantengamos la energía a lo largo del tiempo y nuestro entusiasmo, ya que semana tras semana vemos los logros conseguidos.

Además, habíamos señalado que la meta debe ajustarse a nuestras capacidades. Para ello debemos comprobar que nuestras aspiraciones se ajustan a la realidad. Esta comprobación debe hacerse evaluando los recursos de los que disponemos, el contexto en el que nos movemos y las experiencias pasadas a las que ya nos hemos enfrentado.

328687-bigthumbnail

Las metas más probables de conseguir son aquellas que se encuentran por encima de las metas ya conseguidas y por debajo de aquellas que nos hicieron fracasar.

Una meta es el blanco de nuestras intenciones. Convertir nuestras intenciones en hechos pasa por planificar cómo vamos a conseguirlo. La manera de planificarlo influirá directamente en la consecución del objetivo.

Continuará…

El Centro Psicológico In Sight ofrece una variedad de servicios distribuidos en tres áreas de actuación: área clínica, área de formación y área de programas.

Para finalizar recordad que todos los clientes de Personal Running que contacten con el Centro Psicológico In Sight contarán con una serie de beneficios especiales a la hora de contactar con el centro.

Centro Psicológico In Sight
Sector Oficios nº 31. 28760 Tres Cantos (Madrid)

601 203 363 / 912 299 440

www.psicoinsight.es

info@psicoinsight.es

 

 

Share This