¿Sabias que el entrenamiento duro e inteligente solo forma la mitad de un cuerpo atlético? Pues así es… porque la otra mitad se sustenta sobre una nutrición sana y orientada a tus objetivos. Tanto si quieres ser más rápido, fuerte o persistente, como si quieres perder grasa o ganar musculatura, tu dieta y tus hábitos alimenticios tienen un papel clave. Es la combinación perfecta:entrenamiento y nutrición, juntos y revueltos

Muchas veces tenemos la creencia que para hacer un buen tiempo en una carrera, solo debemos entrenar fuerte. Un buen plan de alimentación puede ayudarte a conseguir que tus entrenamientos sean mucho más intensos, que asimiles mejor la carga, que los niveles de adaptación sean mayores, y que disfrutes aprendiendo a conocer lo que mejor te viene en cada momento de tu planificación deportiva.

Por lo tanto, es muy importante que confíes tu nutrición a quien sepa gestionarla con inteligencia de forma que exista una estrecha relación de tu programa de nutrición con tu entrenamiento. Ambos deben estar 100% coordinados.

Los programas nutricionales coordinados con los programas de entrenamiento, no consisten en depender de la orientación de un nutricionista para siempre. Consiste en conseguir un método fiable que cambie tus hábitos alimenticios de forma personalizada y siempre acorde a la actividad deportiva que realices en tu vida diaria.

 

Entrenamiento y nutrición, juntos y revueltos

 

Se trata pues de aprender a comer de manera saludable, variada y acorde a tus necesidades nutricionales y objetivos, tanto personales (pérdida de peso, ganancia muscular…) como deportivos (running, triatlón, ciclismo…).

Está demostrado que en 3 meses se consigue, tanto realizar un cambio de hábitos nutricionales satisfactorio, como unos excelentes resultados a corto plazo, que se mantendrán a medio y largo plazo gracias al cambio de nuestras malas costumbres alimentarias. Por eso, encontrar especialistas en nutrición deportiva que nos asesoren y conduzcan por este camino que conjugue nutrición y entrenamiento, es crucial.

La importancia de la alimentación deportiva

Tanto si eres deportista como si estás planeando un aumento gradual de tus niveles de actividad física, es imprescindible que adaptes tu nutrición para satisfacer las necesidades más exigentes de tu cuerpo. La nutrición deportiva, por definición, es el estudio y la práctica de la nutrición y la dieta que se refiere al rendimiento deportivo.

Las comidas antes y después del ejercicio

El número de veces que el deportista consume alimentos durante el día, tiene gran impacto en sus niveles de rendimiento así como en la capacidad de su cuerpo para posteriormente recuperarse después del ejercicio realizado. Por lo tanto, es importante no sólo los tipos de alimentos que consume un deportista sino también las cantidades que debe tomar.

Así, las comidas consumidas antes y después del ejercicio son las más importantes en la nutrición deportiva. Como regla general, los atletas deben comer alrededor de dos horas antes de hacer ejercicio y debe ser rica en carbohidratos, baja en grasas y moderada en proteínas. Los carbohidratos son la principal fuente de energía que requiere el ejercicio, y las proteínas ayudan en el crecimiento muscular y la reparación.
De esta manera, después de hacer ejercicio es necesario sustituir los hidratos de carbono que se han perdido y asegurar la recuperación muscular adecuada mediante la inclusión de proteínas.

Ajusta la alimentación al tipo de deporte practicado

Las proporciones de proteínas y carbohidratos que se requieran variarán dependiendo de la intensidad y del tipo de deporte que se practique.
La cantidad de grasa que se ingiere también tiene repercusión sobre el rendimiento deportivo: es aconsejable que se recorte el porcentaje de grasa corporal en el proceso de la formación deportiva.

Por todo esto, es aconsejable que te pongas en contacto con un nutricionista cualificado para obtener ayuda profesional con respecto a la nutrición deportiva. Nuestros expertos pueden orientarte para lograr una óptima nutrición en el deporte con el fin de cumplir tus objetivos de rendimiento.

Método fiable

Desde Personal Running Programa nutricional aconsejamos un sistema individualizado de 3 MESES enfocado a la educación, preparación, evaluación y puesta en marcha de la alimentación y/o suplementación que se debe desarrollar durante las fases de entrenamiento, descanso y competición, tanto para perder peso como para rendir al máximo en deportes de resistencia, fuerza y potencia.
No pretendemos aconsejarte para tener un nutricionista de por vida, sino conseguir un método fiable que cambie tus hábitos alimenticios de manera personalizada, acorde a la actividad deportiva que realizas y a tu vida diaria.
Está demostrado que en 3 meses se consiguen tanto realizar un cambio de hábitos nutricionales satisfactorio, como unos excelentes resultados a corto plazo, que se mantendrán a medio y largo plazo gracias al cambio de nuestras malas costumbres alimentarias.

Así, es aconsejable que adquieras un programa de 7 sesiones repartidas en un periodo de 3 meses, respectivamente, donde se trabajan aspectos como:

  • Alimentación diaria
  • Coordinación 100% con tu entrenador
    Preparación de los entrenamientos y competición a nivel nutricional
  • Cómo realizar las recuperaciones
  • Hidratación y tasa de sudoración
  • Bioimpedancias eléctricas y/o antropometrías para la valoración de composición de cada persona

Por supuesto, el programa que decidas realizar deberá iniciarse con tus últimos informes médicos y una analítica reciente.

Para más INFO: AQUÍ

Entrenamiento y nutrición, juntos y revueltos
Valoranos
Share This
jQuery(document).ready(function($){ $('.et-social-icon .icon').each(function(){ $(this).attr('target', 'blank'); }); });