¿Quién no se ha preguntado algún día cuál sería el peso óptimo que debería  tener para competir en ciclismo?, ¿Y en triatlon?, ¿Y en carreras de ultra-distancia?. La clave no es tanto el peso sino la composición corporal, es decir, el porcentaje de peso magro (músculo) y peso graso respecto al peso total del atleta.

Además debo de entrenar 3, 4, 5 o 7 días?,¿Estos entrenamientos deben de ser suaves escuchando las sensaciones que nos transmite el cuerpo?, ¿Debo de hacer algún entrenamiento intenso 1 vez a la semana?, ¿Hago trabajo de fuerza?.

Todas estas preguntas tienen distintas respuestas, en función del nivel de partida del atleta, disponibilidad de entrenamiento, gustos, etc.

Antropometría y entrenamiento ¿influyen en el rendimiento?

En el siguiente estudio  se analiza la importancia de la antropometría y el entrenamiento en el resultado final de pruebas de resistencia y ultra-resistencia (>6h).

Antropometría y entrenamiento ¿influyen en el rendimiento?

La antropometría consiste en una serie de mediciones técnicas sistematizadas que expresa, cuantitativamente, las dimensiones del cuerpo humano. Esta técnica tiene una larga tradición de uso en la Educación Física y en las Ciencias Deportivas, y ha encontrado un incremento en su uso en las Ciencias Biomédicas. Es por ello que se ha convertido en una ciencia multidisciplinar e integradora, que tiene aplicación en distintos ámbitos y utilizada por diversos científicos, como anatomistas, físicos, matemáticos, médicos, nutricionistas, biomecánicos, ergonomistas, fisiólogos, pedriatas… De esta manera tiene un rol central para resolver problemas o mejorar la salud y el rendimiento deportivo.

Por un lado, el entrenamiento es importante para predecir el rendimiento, siendo una variable fundamental el volumen en atletas ironman, ultra-trail y ultra-ironman aunque no influye en el rendimiento en las pruebas de maratón, media maratón y triatlones de media distancia u olímpica.

Los kilómetros recorridos por sesión se correlacionan positivamente con el rendimiento en las disciplinas de mountain-bike, sector ciclista en el Ironman y sector de natación en el Ironman.

La velocidad a la que se desarrolla el entrenamiento es otro buen predictor en los atletas de maratón, triatletas de distancia sprint y en nadadores de aguas abiertas.

Rendimiento final

Por otro lado, la composición corporal refleja una clara relación con el rendimiento final en la mayoría de las pruebas de resistencia, en cuanto al sumatorio de pliegues cutáneos, porcentaje de masa grasa y la relación altura-peso.

Una mayor longitud de los miembros superiores correlaciona positivamente con el rendimiento en nadadores de pruebas de aguas abiertas y no en pruebas indoor. Una mayor longitud de los miembros inferiores correlaciona positivamente con el resultado final en corredoras de ultra-maratones de 100km, corredores de ultra-maratones de 24 horas y en triatletas Ironman.

Antropometría y entrenamiento ¿influyen en el rendimiento?

En resumen, las 2 variables son importantes y dependen una de otra, ya que a mayor volumen e intensidad de entrenamiento, menor porcentaje de grasa y peso corporal tendremos y, por lo tanto, el rendimiento será mayor. Lo primordial a tener en cuenta, y un buen predictor, es la marca o resultado obtenido en una prueba de distancia inferior para los atletas de ultra-resistencia (>6h), además de priorizar en el entrenamiento el volumen, mientras que en atletas de resistencia tendremos en cuenta la velocidad a la que se desarrollan los entrenamientos, y la intensidad de estos.

Binomio nutrición y entrenamiento

Todo lo anteriormente mencionado da lugar a un binomio fundamental en la búsqueda del alto rendimiento: nutrición + entrenamiento, es decir, composición corporal + entrenamiento.

Dentro de las medidas básicas a tener en cuenta en las antropometrías, se encuentran el peso, la talla y la envergadura. Otras métricas fundamentales para poder valorar la capacidad de rendimiento de un deportista y, lo que es más importante, el riesgo de sufrir lesiones fundamentalmente musculares, son las mediciones de los pliegues cutáneos de diferentes localizaciones. Las zonas más frecuentemente medidas son la región tricipital —brazo—, la región abdominal y la cara interna del muslo.

Podemos decir que el binomio medidas antropométricas-volumen de entrenamiento es importante para obtener los mejores resultados en este tipo de pruebas. Al referirnos a las medidas antropométricas, lo hacemos de forma indirecta a la nutrición del atleta, ya que la composición corporal está en función de la dieta que el corredor realiza durante el periodo de preparación de una prueba determinada.

Antropometría y entrenamiento ¿influyen en el rendimiento?
Valoranos
Share This
jQuery(document).ready(function($){ $('.et-social-icon .icon').each(function(){ $(this).attr('target', 'blank'); }); });