Todos conocemos la enorme importancia que una adecuada hidratación tiene en nuestro rendimiento. El cuerpo está compuesto en más de un 60% por agua, por lo que el reemplazamiento de líquidos resulta esencial para mantener el estado de salud y el adecuado funcionamiento del cuerpo.

Ahora bien, ¿Alguna vez os habéis preguntado por qué en los avituallamientos de las carreras a las que vais hay otras bebidas además de agua? ¿Por qué son tan importantes estas bebidas? ¿Sabéis para qué sirven exactamente el powerade, gatorade, bebida isotónica, bebida para deportistas, etc?

Cuando realizamos actividad física, gran parte de la sangre de nuestro organismo se destina a la musculatura que participa en la actividad. Esto se produce porque los músculos requieren de oxígeno para poder obtener la energía necesaria para moverse, y es la sangre la que transporta este oxígeno desde los pulmones hasta la musculatura participante. Además de oxígeno y nutrientes, el músculo necesita de una señal nerviosa procedente del sistema nervioso para contraerse y relajarse. Para que esta señal se transmita adecuadamente son requeridas unas sustancias llamadas electrolitos:

  • Sodio (Na+)
  • Potasio (K+)
  • Calcio (Ca2+)
  • Magnesio (Mg2+)
  • Cloruro (Cl−)
  • Fosfato del Hidrógeno (HPO42−)
  • Carbonato de Hidrógeno (HCO3−).

Cuando sudamos durante los entrenamientos, no sólo perdemos agua, sino que , de forma equilibrada, eliminamos también minerales como el sodio, el potasio y el cloruro. Esta es la razón que lleva a los deportistas a preocuparse tanto por la reposición de los electrolitos tras un duro entrenamiento. Además, si combinamos la hidratación de agua y electrolitos, conseguiremos una hidratación más rápida y completa, ya que el agua sigue a los electrolitos en todo momento y los electrolitos reducen la cantidad de agua perdida a través de la orina.

Las bebidas isotónicas o para deportistas no son más que la perfecta combinación entre agua y electrolitos. Son bebidas que garantizan el equilibrio hidroelectrolítico y la reposición del agua y minerales perdidos a través de la sudoración durante una actividad física. De esta forma, el deportista no tiene que andar calculando y preocupándose por la cantidad de agua y de electrolitos que tendría que ingerir si lo hiciese por separado.

Seguro que alguna vez habéis sentido un calambre o se os ha subido el gemelo. Una de las razones más comunes por las que la musculatura no es capaz de relajarse tras un esfuerzo físico es por falta de electrolitos. Al no haber suficientes minerales, la transmisión de la señal nerviosa al músculo se dificulta y la relajación muscular falla.

El sodio y el potasio son dos de los minerales más importantes para la función muscular. El sodio, además de ser esencial para la transmisión de los impulsos nerviosos para la contracción muscular, es básico en la distribución del agua en el cuerpo y participa en el equilibrio plasmático. Una de las principales preocupaciones de los deportistas de larga distancia reside en el mantenimiento del equilibrio agua-sodio, es por ello que muchos atletas combinan agua con pastillas de sodio o sales. La pérdida del equilibrio puede llevarnos a dos situaciones de alto riesgo que es importante conocer:

Hipernatremia: trastorno hidroeléctrolítico consistente en un elevando nivel de sodio en sangre. Esto sucede cuando ingerimos más sodio que agua.

Hiponatremia: trastorno contrario, producido por un bajo nivel de sodio en sangre y ocasionado cuando la ingestión de agua ha sido mayor a la de sales.

*En ambas situaciones, los síntomas son letargo, debilidad, irritabilidad y edema. Si el desequilibrio se prolonga esta situación puede desembocar en convulsiones y coma.

A continuación os ofrecemos algunos alimentos que os pueden ayudar a mantener altos niveles de electrolitos de forma natural:

-Las verduras verdad: col rizada, acelga, remolacha.

-La manzana, la naranja, el limón, la remolacha, la alcachofa, el calabacín y el tomate.

-Las nueces y semillas.

Con las altas temperaturas, la tasa de sudoración se incrementa y la pérdida de electrolitos es mayor. Así que, ¡Prepárate para el verano y cambia tu forma de hidratarte! Que nada te impida seguir disfrutando de tu deporte favorito al máximo rendimiento.

Share This